En defensa de los humedales

Artículo publicado sobre la naturaleza de la campiña sevillana y sus desconocidos humedales, entrevista realizada como socio fundador de la nueva Asociación Natura Campiña de Sevilla y publicado en ABC Provincia por Borja Moreno.

“Nace una asociación para preservar la biodiversidad en los medios naturales y rurales”

En defensa de los humedales
BORJA MORENO Sevilla 

Un grupo de vecinos de la Campiña sevillana ha decidido dar un paso más en la defensa del medioambiente. Fruto de un proyecto conjunto que comenzó su andadura el 6 de noviembre de 2015 en Osuna, la Asociación Natura Campiña de Sevilla ha realizado su presentación oficial organizando varias actividades educativas para conmemorar el Día Mundial de los Humedales.

«Hay miembros de prácticamente la totalidad de las localidades de la Campiña» señala su presidente, Francisco Obregón, que apunta además que, «somos amantes de la naturaleza, y aunque no todos trabajan directamente en la conservación de la fauna y la flora, nos une la motivación altruista de proteger el medio». Como marco de esta presentación han servido uno de los principales tesoros naturales de la Campiña, los humedales presentes en el espacio delimitado por sus lagunas. Para hablar de su valor se han impartido charlas a 300 alumnos de colegios e institutos de El Rubio, Osuna, Lantejuela y Écija.

Precisamente entre estos últimos municipios se pueden encontrar un buen número de lagunas -distribuidas entre los arroyos Corbones y Blanco- que ocupan una gran extensión de kilómetros cuadrados. «Son muchos los servicios que prestan, tanto para la naturaleza como para los municipios», resalta otro de los voluntarios de Natura Campiña de Sevilla, Francisco Javier Pérez. Las más destacables son las de mejorar la calidad del agua, la prevención de desastres medioambientales, el mantenimiento de la biodiversidad «sirviendo de defensa contra las plagas» además de aportar otros valores turísticos, recreativos y económicos. «Los humedales son espacios de vida en el sentido más integral del término».

Para este grupo de defensores de la naturaleza «la importancia de las 14 lagunas es fundamental», aunque destacan algunas como las de Escalera (El Rubio); Ruiz Sánchez (Écija); Ballestera, Calderón Chica, Calderón Grande y Hoya de la Turquilla (Osuna) o la laguna del Gobierno (Lantejuela).

«Ballestera y Calderón Chica son las únicas que se libraron de los drenajes en el siglo pasado y mantienen una mayor estabilidad de sus comunidades vegetales y animales», dice Francisco Javier Pérez. Además, Calderón Chica está rodeada de agricultura ecológica en su cuenca «en un interesante proyecto desarrollado por el consistorio ursaonense». Recuerda que la laguna de Ruiz Sánchez es la segunda en extensión en el interior de Andalucía, «por lo que su reciente recuperación abre importantes posibilidades de albergar más biodiversidad».

Logo 6

En ese sentido, destacan que una de las particularidades de estas lagunas es su carácter temporal y salobre, lo que les confiere una biodiversidad rica y específica. «Su posición geográfica les otorga un papel importante en las migraciones de aves y como lugar de invernada». Un valor ecosistémico que ha servido para que varias de ellas hayan obtenido recientemente la declaración de Zona Especial de Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000. «La máxima figura europea de protección», resalta a ABC Francisco Javier Pérez

Desde la asociación comprenden que el emplazamiento de dichas lagunas es uno de los escasos reductos naturales en un espacio dedicado a la agricultura desde el comienzo de la civilización humana. «Apoyamos iniciativas como la preparación del proyecto LIFE, que pretende mejorar los procedimientos de gobernanza del territorio, con una gestión más integral de los espacios naturales y agrícolas». Para los voluntarios de esta asociación es muy importante esa comunión entre los agricultores y la naturaleza, por medio de una gestión sostenible y que sirva para ayudar a los agricultores y a mejorar los espacios naturales.

Uno de sus objetivos es el de poder compatibilizar el respeto por el medio ambiente y la rentabilidad agrícola, pudiendo coexistir de manera armoniosa. «Una frase puede resumir esta verdad: Lo que es bueno para las aves es bueno para tu finca».

Lagunas Campiñas de Sevilla