El pasado domingo 10 de junio celebró el Grupo Ornitológico Zamalla el Día Mundial del Medio Ambiente 2018 en el Refugio de la Serpiente. Unas jornadas de puertas abiertas en las que demostramos lo que es un día de campo en la Estación Ornitológica. 45 personas que disfrutamos de un gran día de campo, participantes que procedían de Gilena, Estepa, Lora de Estepa, El Rubio, Bailén y Pedrera que vieron como conseguimos anillar a las aves, coger datos biológicos para nuestros estudios y su posterior liberación, soltándolas los más pequeños, con la emoción que acompaña la puesta en libertad de un ave.

Anillamiento científico

 

Anillamiento de aves

Pudimos ver pájaros tan curiosos como el Piquituerto común o el Alcaudón común, y otras bien conocidas por todos pero que difícilmente se pueden contemplar con tanto detalle como en el anillamiento. Como verdecillos, jilgueros, carboneros, mirlos, verderones y pinzones entre otras, con las que fuimos comparando sus llamativos picos en función a su alimentación, advirtiendo sus diferentes plumajes y explicando cada tipo de nido. Muestra de ello son todos los modelos de cajas anidaderas que tenemos de exposición dentro de nuestro proyecto “Aumentando la biodiversidad del pinar

Grupo en el Refugio de la Serpiente
Grupo en el Refugio de la Serpiente

Este año el tema del Día Mundial estaba enfocado en llamar la atención sobre la gran cantidad de plásticos y residuos que generamos, que llegan hasta la naturaleza y a los océanos. Motivo por el cual decidimos dar un paseo limpio por el pinar de Gilena, zona muy frecuentada por senderistas y ciclistas, y que en ocasiones, por descuido o por dejadez, se genera mucha basura. Conviene recordar que el campo hay que dejarlo en mejores condiciones en las que nos lo encontramos, no estamos hablando de un parque público con servicio de recogida de basura, es el monte.
Solo con diez minutos de paseo recogimos 6 bolsas grandes de comunidad de residuos. Además completamos la actividad con la colocación de un cartel para recordar que el pinar hay que cuidarlo.

Cartel Monte limpio
Participantes tras el paseo limpio
Participantes tras el paseo limpio

La tarde la decidamos a realizar un censo de aves en la Torre del Homenajes de Estepa. Tras una restauración sostenible de la torre, en la que se compatibilizó la restauración con la cría de las aves, hemos ido anotando cuantos mechinales están ocupados por las aves, principalmente vencejos comunes, gorriones comunes y estornino negro. En esta ocasión hemos abierto el censo a todo interesado que pudieron disfrutar, con nuestros prismáticos y telescopios, como entran los padres a alimentar a sus crías, mientras anotábamos en nuestras fichas cuantos nidos hay. Podemos decir que la restauración fue todo un éxito.

El censo realizado por los voluntarios, en el que anotamos los huecos ocupados por nidos, del domingo 10 de junio concluyó con:
1 nido de paloma (Columba livia)
1 nido de cernícalo vulgar (Falco tinnunculus)
1 nido de vencejo pálido (Apus pallidus)
1 nido de gorrión chillón (Petronia petronia)
5 nidos de gorrión común (Passer domesticus)
10 nidos de estornino (Sturnus unicolor)
85 nidos de vencejo común (Apus apus)

A continuación algunas imágenes que pudimos captar de la vida que alberga este monumento:

Cernícalos vulgares Estepa
Jóvenes de Cernícalo vulgar junto a su padre

 

Cernícalos vulgares
Juveniles de cernícalo vulgar

 

Vencejo común Estepa
Vencejo común saliendo de su nido

 

Gorrión chillón Estepa
Gorrión chillón alimentando a sus pollos

Fue una jornada de actividades por el Medio Ambiente para recordar un éxito de participación, que no hubiera sido posible sin la ayuda de los miembros del Grupo Ornitológico Zamalla, que se merecen todo el reconocimiento por su labor voluntaria.

Fotografías de Eusebio Rico, Carlos Rossi y Javier Pérez.