Cuaderno de campo

Material de divulgacion de naturaleza y sensibilizacion del entorno natural

Ruta: Bellezas aladas en la Sierra del Moralejo

Posted on by

RUTA INTERPRETATIVA

Bellezas aladas en la Sierra del Moralejo

El próximo viernes 20 se celebra el Día Mundial de las Abejas, un día para tomar conciencia de la importancia de los polinizadores, sus amenazas y su relevancia en el desarrollo sostenible.

Es el domingo 22 cuando organizamos desde el Pájaro de la Miel una ruta de senderismo como homenaje a los polinizadores y conocer los seres alados que habitan la Sierra del Moralejo (Estepa). Emplazamiento de nuestros colmenares y recientemente convertida en Oasis de Mariposas gracias a la colaboración de la Asociación Zerynthia. Y es que esta serranía cuenta con un gran número de especies de lepidópteros y una comunidad de aves muy interesantes que merece la pena conocer, entre ellos curiosas especies polinizadoras.

Vanessa atalanta

Un punto de parada es el Mirador de los Majanos “Memoria de lo colectivo”. Una obra de arte creada por Eusebio Rico en un mirador natural del paisaje, antigua era de trilla, desde donde estableceremos uno de los puntos de observación de aves y mariposas.

Fecha: Domingo 22 de mayo de 2022

Salida: Manantial de Roya (Estepa)

Hora: 09:30

Duración: aproximadamente 4 horas

Recorrido: circular

Dificultad: fácil

Información e inscripciones: elpajarodelamiel@gmail.com // 661 11 80 37

Recomendaciones: Llevar calzado cómodo, agua y gorra

Ruta mariposas y aves

Anillamiento de abril «Las Víboras»

Posted on by

A finales de abril tuvo lugar el anillamiento mensual en la estación de anillamiento de Las Víboras, en Osuna (Sevilla). Una finca donde se realizan trabajos que buscan fomentar la biodiversidad en el entorno agrario a la vez que demostramos que es rentable para el agricultor. Es un placer pasear por este olivar disfrutando de la primavera en su máximo esplendor: Aves de paso, otras muchas que ya están criando, plantas que comienzan a florecer, las orquídeas que se establecen al pie de los olivos, polinizadores libando néctar y recogiendo polen.

Abeja recolectando polen

Junto a Victoriano y a Antonio pasamos una agradable jornada de campo, desde bien temprano colocamos las redes. Nuestras primeras sorpresas: zarceros políglotas en pleno paso migratorio, currucas cabecinegras anilladas desde hace años en el mismo lugar, al igual que una tarabilla y un gorrión moruno, portadores de anillas desde hace años, todo un récord para pequeñas aves.

Zarcero políglota ( Hippolais polyglotta )

Las sorpresas del día fueron el robusto triguero y la viajera curruca mosquitera. Uno sedentario y la otra de paso. Queda poco más que añadir sobre la importancia de los linderos agrícolas, verdaderos corredores verdes y refugios para la fauna.

Anillamiento de Sylvia borin
Curruca mosquitera (Sylvia borin)

Especies anilladas. 26/04/2022

Curruca melanocephala 3 (2rec)

Saxicola rubicola 1rec

Passer hispaniolensis 1rec

Hippolais polyglotta 5

Sylvia borin 1

Emberiza calandra 1

Orquídeas Serapia parviflora creciendo bajo los olivos

Nueva reserva para mariposas

Posted on by

Una región de la serranía de Estepa se ha convertido en una reserva para lepidóptero. Con la instalación del panel informativo y la plantación participativa queda inaugurado el nuevo Oasis de Mariposas «Sierra del Moralejo«. Este proyecto y otras acciones de educación ambiental y concienciación ciudadana para la conservación de las mariposas son desarrolladas por la Asociación Española para la Protección de las Mariposas y su Medio (ZERYNTHIA) y El Pájaro de la Miel. 37 participantes ayudaron a la creación de este espacio natural con la plantación y siembra de flora autóctona y beneficiosa para las mariposas.

Agradecer a todos los participantes su colaboración y compartir una tarde tan agradable en plena naturaleza.

Taller de plantas y mariposas

Entorno privilegiado
La Sierra del Moralejo se encuentran en pleno Macizo de Estepa. Ocupa el extremo oriental
de la Sierra Sur de Sevilla, en las primeras estribaciones de la cordillera subbética, entrando en contacto por el norte y noroeste con la Depresión del Guadalquivir.

Colocación del panel

Sus habitantes
La vegetación de la Sierra del Moralejo es una representación de la vegetación típica del clima
mediterráneo. Este monte, incluido en la Cuenca Mediterránea reconocida como Punto Caliente de
Biodiversidad por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), alberga una
riqueza biológica y peculiaridades únicas. Entre sus hábitats se encuentran también dos declarados de “Interés Comunitario”.
La fauna que habita esta sierra es muy variada. Hay una amplia representación de mamíferos,
aves, reptiles, anfibios y artrópodos. Siendo las aves uno de los grupos animales mejor estudiados en la región.

Nuevo Oasis de mariposas "Sierra del Moralejo"

Bellezas con alas
Los artrópodos son el grupo animal más numeroso y diverso del planeta, constituyendo el 80% de las especies de fauna conocida. Dentro de ellos, los lepidópteros son de los más estudiados por su belleza, sus costumbres, su fácil observación y su estrecha relación con el sustrato vegetal. Algunas de las especies localizadas hasta ahora en la Sierra del Moralejo son relativamente comunes como «Papilio machaon», «Iphiclides feisthamelii», «Vanessa carduii, «Vanessa atalanta», «Colias crocea», «Pieris brassicae», «Lycaena phlaeas»; pero también otras muy interesantes como «Hipparchia fidia» o «Leptotes pirithous» y la preciosa «Zerynthia rumina», ligada a la abundancia de su planta nuticia «Aristolochia baetica». ¡Casi todo está por descubrir!
Conocer cada especie de mariposa significa también conocer lo que necesitan de cada planta.

Este monte es un paraíso para ellas por la biodiversidad de plantas nutricias y pequeños hábitats que
se encuentran: pastizales de gramíneas, retamales, tomillares y matorral de aromáticas, garriga de encinas, coscojas, acebuches, almendros y palmitos como especies dominantes.

Participantes en la jornada
Participantes en la jornada

Gracias al proyecto de Oasis para Mariposas se crean espacios a lo largo de todo el territorio que facilitan el desarrollo y cría en libertad de las mariposas silvestres. Esto se consigue mediante
una serie de actuaciones: mejora del entorno natural para que convivan el mayor número de especies propias del monte mediterráneo, localización de zonas con disponibilidad de plantas nutricias y nectaríferas, plantación o siembra de las que escasean e instalación de puntos de agua.

Plantando flora autóctona

Imágenes cedidas por José Padilla y Soledad Jiménez

Información y textos del Oasis de Mariposas: Manuel Izquierdo, Javier Pérez, Asociación Zerynthia

Dentro de poco comenzamos a arar la tierra. Rastrojos que dejamos para que sirva de alimento a la numerosa fauna que se han aprovechado de ellos. Desde que comenzamos la siembra del trigo en plena Sierra del Moralejo hemos ido observado cada especie de ave a lo largo de la temporada.
 
Era noviembre cuando comenzamos a preparar la tierra, y buen lecho para alojar las semillas, momento en el que nos siguen los bandos de lavanderas blancas y los colirrojos tizones se lanzan tras el tractor, corretean las cogujadas. Desde este lugar privilegiado vemos al atardecer resguardarse a zorzales, gavilanes, palomas torcaces, pinzones y demás fringílidos en el pinar cercano. El triguero no faltará a lo largo del año, aunque sí cambia su número, muy gregario en estos momentos, más solitario en primavera y verano.
 
Comienzan a emerger las nuevas plantas y ya campea el ratonero, en poco tiempo los vemos con sus vuelos de cortejo. El águila perdicera ha descubierto esta pradera rodeada de monte mediterráneo, enclave perfecto para ella. Los mosquiteros comunes y petirrojos buscan alimento entre las plántulas del trigo y se refugian en las lindes. Esos mismos linderos, al igual que las islas de vegetación en el interior del cultivo, sirven de oteadero a los alcaudones reales. Las bisbitas, las cogujadas y las perdices siguen campeando, muy fáciles de observar en el manto verde.
 
Las aves invernantes se van marchando y comienzan a llegar las primeras estivales cuando el trigo ya ondea con el aire. Casi rozando las plantas los aviones roqueros capturan sus presas. El milano real se resiste a marcharse, pese a la molestia de los cuervos.
 
Las tarabillas se disputan su territorio en la linde, llegan rozando el trigal con sus acrobáticos vuelos las golondrinas comunes. Gana altura el trigo y son comunes vencejos y aviones. Por esta fecha alguna rapaz se deja ver aprovechando la visibilidad del campo abierto como el cernícalo vulgar, la culebrera, la calzada y el milano negro. Incluso las rapaces nocturnas nos dejan pistas de su presencia como el búho real y sus egagrópilas, dejadas en los posaderos. El trigo es el lugar perfecto para esconder su nido el buitrón.
 
El trigo amarillea, se seca y se cosecha. Momento de comida fácil sabido por las aves que al arrancar la cosechadora se ponen en marcha para no perder bocado. Así se llegan a ver golondrinas comunes, aviones comunes, golondrinas dáuricas, vencejos comunes, pálidos y reales, cernícalos primillas y vulgares, tarabillas, alcaudones comunes, papamoscas grises van y vienen desde las manchas de monte, e incluso algún azor busca la ocasión de encontrar algún ave con la guardia baja ante tal festín de insectos.
 
Tarea fundamental es preparar los cortafuegos, el barbecho puede esperar. Ahora es cuando vemos de nuevo a las perdices, las tórtolas comunes, estorninos, mirlos, gorriones, alcaudones, currucas y multitud de fringílidos. Siguen viniendo golondrinas comunes, dáuricas, vencejos comunes y reales.
 
En el trigal la vida fluye a lo largo de las estaciones, un agroecosistema vital para multitud de especies.

Posted on by

Estudio botánico en la Sierra de Estepa

Posted on by

Ha tocado en esta ocasión cuerpo a tierra y macro en mano para fotografiar las primeras orquídeas de la temporada ya en plena floración además de numerosas florecillas que adornan nuestro monte. Se trata del primer muestreo botánico realizado en el Olivar centenario localizado en la Sierra del Moralejo, macizo perteneciente a la serranía de Estepa-Gilena. Con la finalidad de conocer la población de orquídeas en un olivar ecológico realicé este primer censo junto a Jesús Martin y Pilar Merat.

El resultado: 14 Himantoglossum robertianum, 2 Orchis conica y 76 Orchis collina. En primavera repetimos para más sorpresas en la Sierra del Moralejo.

Orchis conica
Orchis conica

Ophrys fusca
Ophrys fusca

Orchis collina
Orchis collina

Himantoglossum robertianum
Himantoglossum robertianum

Tras la época de cría toca revisar las cajas nido, evaluar la ocupación, anotar las especies que han criado en las cajas nido, limpieza y arreglar las deterioradas. Este es el segundo año del proyecto de las cajas nido en la Sierra del Moralejo (Estepa) y cada vez nuevas especies ocupan estas cajas.

A continuación se presenta la tabla de resultados de la temporada de reproducción de 2020 en la Sierra del Moralejo:

Resumen cajas nido Moralejo
Resumen cajas nido Moralejo

 

Posted on by

Censo otoñal y revisión de las cajas nido

Posted on by

Seguimos con los censos en el olivar de la finca Las Víboras (Osuna) a pesar de lo complicado de este 2020. La finca experimental es un agroecosistema en el que el Grupo Zamalla desarrolla varios proyectos de estudio de aves con el fin de conocer mejor la biodiversidad en los terrenos agrarios como el anillamiento científico o los censos.

Estación de anillamiento de Las Víboras
Estación de anillamiento de Las Víboras (Osuna)

 

En el censo correspondiente a otoño vemos la mayoría de las aves invernantes instaladas en el olivar: petirrojos, currucas capirotadas, lavanderas blancas, mosquiteros comunes, colirrojos tizones o milanos reales. También se aprecia un aumento en el número de individuos de otras especies que, aunque se ven durante primavera/verano, sus poblaciones se refuerzan en esta época del año con aves norteñas, como ocurre con el alcaudón real, el gorrión moruno o la tarabilla europea.

Los censos siempre nos dejan alguna sorpresa: durante esta jornada pudimos observar un roquero solitario (primera observación de la especie en este lugar) tras lo cual nos sorprendió un cuervo con una presa en el pico (Se aprecia una rata) que era perseguido por dos milanos reales de forma insistente, cuando al cabo de un rato se unieron al robo otros dos milanos más. Mientras, en el suelo, hasta 26 cuervos observando la escena.

Milanos reales persiguiendo al cuervo
Milanos reales persiguiendo al cuervo

 

La revisión de las cajas nido también han dado valiosos datos con los que hemos preparado el siguiente resumen:

Revisión cajas nido las Víboras (Osuna)
Revisión cajas nido las Víboras (Osuna)

Memorias del Grupo Zamalla 2019

Posted on by

Presentamos las memorias de las actividades y proyectos realizados por el Grupo ornitológico Zamalla durante 2019. Estas memorias y la de años anteriores están disponible para su descarga gratuita en el Blog: http://noticiarioornitologico.blogspot.com/
Este año ha estado lleno de novedades como el primer hacking de Cernícalo primilla, el programa de Rutas Verdes por Estepa, el diseño e instalación de nuevos modelos de cajas nido, consolidamos el estudio de la comunidad de aves reproductoras en la Torre del Homenaje, participación en el primer Bioblizt «Ribera del Genil» en Écija, y aumentamos el número de charlas y conferencias sobre las aves y su ecosistema.

Memorias 2019. Grupo Ornito… by Fco Javier Pérez Mata on Scribd

Falsos mitos del campo

Posted on by

Las supersticiones y las leyendas entorno a la fauna siempre ha acompañado al ser humano, al fin y al cabo el vínculo entre el hombre y la naturaleza era muy estrecho. Hasta nuestros días que hemos desconectado con los saberes populares y de la realidad, las ciudades así como el ritmo de vida que llevamos son importantes causas de este deterioro de la cultura popular. Curiosamente, las gentes del campo que deberían estar más en sintonía. Pero quién trabaja en el medio agrario se da cuenta que existe una desconexión con la realidad de los procesos naturales y la biología.

Existen falsos mitos sobre cierta fauna que habita en nuestros olivares que he ido recogiendo y caricaturizando todos estos años y que no tienen ningún sentido, salvo el de difamar y desprestigiar unos seres muy necesarios para el agroecosistema. He aquí algunos de estas mentiras que se escucha por el medio agrario sobre los cernícalos, mantis religiosas, estorninos o los meloncillos

Cuentan que los cernícalos caza conejos. Imposible: un conejo pesa de 1 a 2,5 kg y el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) entorno a 180 gramos, es pura lógica que esto es imposible. La dieta del cernícalo varía según su estado reproductor pudiendo aportar durante la alimentación de las crías en un estado más avanzado de madurez pequeños mamíferos, pero siempre ratones, lirones y pequeños roedores. Ocasionalmente se han visto restos de crías de conejos y de comadrejas en sus nidos.

Otra especie que se satiniza es el Mochuelo europeo (Athene noctua), a esta pequeña rapaz común en nuestros olivares se le acusa, además de comer conejos, de cazar pollos de gallinas y perdices. En un estudio realizado en Europa se analizaron 2.460 egagrópilas y no se encontraron piezas de caza y pollos domésticos.

El Estornino negro (Sturnus unicolor) y el Estornino pinto (Sturnus vulgaris) tienen la mala suerte de cambiar su dieta de insectívoros a frugívoros cuando se vuelven gregarios en invierno y acuden al sur como principal área de invernada, coincidiendo con la cosecha de aceitunas. Esto ocasiona el enfado de olivareros pero sin motivos. Y es que se comenta que un sólo estornino es capaz de llegar a un olivo, hartarse de comer aceitunas, agarrar para llevarse una en cada pata así como en el pico.

Es cierto que se alimentan de aceitunas, y la prueba está bajo los árboles donde pasan la noche, pero es imposible que arranquen aceitunas directamente del árbol. Picotean y comen las del suelo, y más absurdo es que se las lleve consigo para consumirlas más tarde.

Las mantis (o teresas) pican y te entran unas fiebres muy graves. Primero y más importante: no tienen pico para poder «picar» ni un solo aguijón. Todas las especies de mantis religiosas tienen unas mandíbulas masticadoras y una herramienta básica para cazar a sus presas como son sus patas delanteras modificadas para ser un arma perfecta. La naturaleza la ha dotado, tras miles de años de evolución, de estas estructuras perfectas de caza y no de veneno, eso es otra historia.

Una de las mejores historias que se oyen por el campo andaluz, curiosamente por toda la geografía, es la de los meloncillos (Herpestes ichneumon), la «mangosta europea». Lleva en Iberia desde tiempos inmemoriales como se demuestra con el fósil de la fauna, y ha tenido un momento de esplendor con el aumento en ciertas zonas de su alimento principal: el conejo. Esto es debido a las mala gestión de los cotos cinegéticos. Pues bien, estas esplicaciones no tienen sentido con la «verdad» universal que dice que los ecologistas (o los de medioambiente según quién cuenta la historia) los tiraron desde helicópteros en vuelo con paracaídas. Genial.

 

Otra historia que no tiene ningún criterio es sobre las serpientes: Medio Ambiente lanza, desde helocópteros, un saco lleno de «bichas» en arroyos, que al impacto con el agua se abre y permite liberar las serpientes sin sufrir daños. Lo mejor de todo es como hay muchos que aseguran haberlo visto con sus propios ojos, pero lo que más me sorprende es el presupuesto millonario de la Consejería de Medio Ambiente para helicópteros y en soltar al medio animales que no tienen problemas de conservación.

Espacio Natural “Los Tajillos”

Posted on by

Espacio Natural “Los Tajillos”

Entorno privilegiado

Los Tajillos se encuentran en pleno Macizo de las Sierras de Estepa. Ocupan el extremo oriental de la Sierra Sur de Sevilla, en las primeras estribaciones de la cordillera subbética y en contacto por el norte y noroeste con la Depresión del Guadalquivir. Se trata de una zona de morfología muy variada donde, en una superficie relativamente pequeña, se dan muchos tipos de materiales como limos, arcillas, gravas, margas, dolomías, conglomerados, brechas, margas yesíferas y calizas que formarán macizos, lomas y llanuras aluviales que darán origen al característico modelado kárstico.

Los Tajillos
Los Tajillos (Estepa)

Este espacio natural es un observatorio de primer nivel para contemplar el paisaje de la depresión del Guadalquivir con Sierra Morena al fondo. Se localiza al oeste del municipio de Estepa, a tan solo 1,5 km de distancia, sirviendo de auténtico “Parque Natural” local. Existen grandes desniveles entre la zona alta, al sur, coincidiendo con la carretera Estepa a Gilena (A-353) y la parte baja, al norte, donde se encuentra el Manantial de Roya, de gran interés para el pueblo. Sus aguas, procedentes del acuífero carbonatado de la Sierra de Estepa, han servido durante siglos para el abastecimiento de la población y del ganado que circulaba por la cercana Cañada Real de Ronda a Écija.

Hábitats protegidos en la Sierra de Estepa y Becerrero

Sus habitantes

La flora de Los Tajillos es una representación de la vegetación típica del clima mediterráneo con una riqueza biológica y peculiaridades únicas. Por este motivo es uno de los Puntos Calientes de Biodiversidad por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Se distinguen dos grandes grupos de plantas:

-Naturales: el paisaje está dominado por la encina, el palmito, el acebuche, el majoleto, el aladierno y la coscoja como especies principales y que refugian a muchas otras como la esparraguera, el rusco, el espino prieto, la madreselva, el tomillo. A ellas se suman herbáceas y bulbosas como las orquídeas, narcisos, lirios, esparto… Varias de estas especies presentan algún grado de amenaza.

-Introducidas por el hombre: aparecen restos de antiguos viñedos, olivares y almendros aprovechados para alimentación principalmente. Otros árboles se usaron para repoblaciones protectoras de suelo como el pino carrasco, el ciprés común, el ciprés de Arizona y el pino canario. Al norte del espacio natural, al ser una zona verde municipal, se encuentran especies ornamentales como lirios, lavandas, romeros, acantos, tuyas y céspedes.

La fauna de Los Tajillos es muy variada y está adaptada a las condiciones de vida del clima mediterráneo. Hay una amplia representación de mamíferos (cabras montesas, conejos, erizos, gran cantidad de murciélagos o zorros), reptiles (lagarto ocelado, salamanquesa rosada, lagartija colilarga, culebra bastarda o culebra de cogulla), anfibios (sapo corredor y sapo común) aves y artrópodos.

Las aves es uno de los grupos de animales mejor estudiados en la Sierra de Estepa gracias a la estación ornitológica (Refugio de la Serpiente) situada en las inmediaciones de Los Tajillos. Entre todas las especies pueden verse invernantes como el milano real, el colirrojo tizón o la curruca capirotada; estivales como el cernícalo primilla, el alcaudón común o el zarcero políglota; residentes tan emblemáticos como el piquituerto, el jilguero, la cogujada montesina o la tarabilla europea. Este entorno forma además parte de las rutas migratorias de una gran cantidad de especies como el mosquitero ibérico, la curruca mosquitera o la oropéndola europea.

Los artrópodos son el grupo animal más numeroso del planeta, llegando al 80 % de las especies de fauna conocida. Esta proporción se mantiene en el espacio natural. Aquí habitan numerosas especies de mantis religiosas, polinizadores como la cetonia, el abejorro y la abeja europea, arañas como la araña negra de los alcornocales, la araña tigre, la araña napoleón o la araña lobo; lepidópteros como la macaón, la vanesa de los cardos, la vanesa atalanta, la chupaleches o la arlequín por citar algunas de las especies más grandes y vistosas.

Ayudando al bosque

La Gran Bellotada Ibérica es una iniciativa creada por Reforest-Acción y La Red Ibérica de Guardianes del Bosques. Se trata de un proyecto de siembra colectiva de bellotas de diferentes especies de quercíneas (encinas, alcornoques, robles…). El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Estepa y el Grupo Ornitológico Zamalla se unen a ella para reforestar el Espacio Natural de Los Tajillos con especies autóctonas de Quercus como la encina y la coscoja, además de otras especies necesarias para crear un monte mediterráneo sano.

Estas son las especies a sembrar y algunas de sus características:

1 2 3 15