21 años de conservación de las aves en la Sierra de Estepa

El “Refugio de la Serpiente”. Con este curioso nombre se conoce a este enclave que no deja indiferente a nadie. El nombre de la finca se aleja de la realidad puesto que no hay ni más ni menos serpientes de las que pueblan cualquiera de nuestros montes mediterráneos. Sin embargo sí hay un grupo de animales que destaca en el Refugio de la Serpiente: las aves.

Refugio de la Serpiente

Refugio de la Serpiente

Y no es para menos ya que Jose Mercado (propietario de la parcela) y Eusebio Gómez (anillador experto) trabajan desde hace 21 años de forma altruista en el estudio y conservación de las aves. La actividad principal es el anillamiento científico, un método que nos permite conocer de primera mano aspectos de la vida y biología de las aves muy interesantes. Desde que en 1997 se instalaron las redes por primera vez se fue convirtiendo en la estación ornitológica que conocemos actualmente y es el Grupo Ornitológico Zamalla quien dirige estas actividades desde entonces. Es cuando comienzan colaboraciones así varios grupos de investigación y anilladores de aves han pasado por aquí para recoger datos para sus estudios.

Se trata de un trabajo voluntario que requiere una gran profesionalidad y sensibilidad, con el anillamiento estudiamos las poblaciones, la longevidad de las especies y los movimientos migratorios de nuestras aves. Siendo conscientes de la importancia social y medioambiental de la ornitología, el Refugio de la Serpiente se ofrece a expertos y a aficionados fomentando la educación ambiental y el estudio de la fauna y de la flora de la Sierra Sur. Consideramos el anillamiento científico como la herramienta principal para la divulgación de la naturaleza, aunque la fotografía y la observación también son instrumentos importantes de nuestro trabajo. Con tantos años de dedicación hemos conseguido un gran volumen de datos con interesantes curiosidades.

Anillamiento de piquituerto común

Anillamiento de piquituerto común

Y es aquí precisamente donde reside el interés del enclave: en la sorpresa. Ejemplo de ello es el Piquituerto común (Loxia curvirostra), un ave con una biología muy llamativa, y con una población única en la provincia de Sevilla y emblema de la Estación Ornitológica, por ser, con diferencia, la especie más abundante en el anillamiento. Una especie más a añadir a la lista de 76 especies diferentes de aves anilladas y estudiadas. Esto hace que se superen los 15.000 ejemplares anillados y/o recuperados tan solo en el periodo de 1997-2017.

Anillamientos totales

El Grupo Ornitológico Zamalla no para y desarrolla otros proyectos que despierta un enorme interés, el proyecto de las cajas nido “Aumentando la Biodiversidad del pinar” vigente desde 2004 y que en la actualidad cuenta con 888 nidales artificiales y un índice de ocupación del 888%. Ya es una realidad cómo ha aumentado las especies que sacan adelante a sus pollos en estos nidales, además de conseguir controlar la incidencia de la procesionaria del pino, una plaga de pinares. Experiencia que hemos trasladado a olivares para combatir plagas agrícolas, dando excelentes resultados. Este proyecto se presta a muchos estudios relacionados y a una gran creatividad, puesto que siempre estamos mejorando las cajas, se prueban nuevos materales y se cambian algunas medidas, además recopilamos datos para el estudio de la población de aves, las distancias recorridas o materiales usados en los nidos. Hasta la presente temporada de cría son un total de 8 especies las que han llegado a ocupar las cajas: Carbonero común, carbonero garrapinos, herrerillo común, herrerillo capuchino, chochín común, agateador europeo, estornino negro y abubilla.

caja nido

Caja nido para párido

Participamos con SEO/BirdLife en el programa “Noctua” cuya finalidad es obtener la evolución de las poblaciones de estas aves nocturnas en época de reproducción, dado que es un grupo de aves poco estudiadas por la dificultad de su seguimiento y de las horas en las que desarrollan su actividad. Poco importa cuando el censo se convierte en una tradición agradable y esperada, en el que año tras año el encuentro con los sonidos de la noche y la buena compañía, hacen de una noche llena de vida.

Uno de los objetivos más importantes para la conservación de la naturaleza en el complejo de las Sierras de Estepa es la educación y divulgación ambiental. Para ello, Zamalla organiza jornadas de anillamiento de puertas abiertas en las que se llevan a cabo actividades y talleres que acercan el mundo de las aves y su conservación al público en general. Las explicaciones y la interpretación de los datos, así como la liberación de las aves, son una valiosa herramienta para que los asistentes puedan sentirse partícipes del proyecto, difundiendo así valores de respeto a los seres vivos.

Estas actividades de educación ambiental se organizan en fechas concretas como las celebraciones del Día Mundial del Medio Ambiente o el Día de las Aves. En estos días se llevan a cabo multitud de actividades con una gran acogida por parte de los participantes. Además, colaboramos con los talleres de verano de Estepa decorando e instalando cajas nido, talleres de aves en colegios, taller ornitológico con el Aula de la Experiencia de Estepa, censos de aves en el Cerro de San Cristóbal y ofreciendo ponencia sobre nuestras actividades.

Damos la bienvenida a toda persona interesada en la conservación de la naturaleza y en la protección de nuestro medioambiente y sus aves.

Artículo publicado en la Revista de la Feria de Estepa 2018: www.estepa.es