Categotry Archives: Sin categoría

De aves por Marruecos. Desierto

Posted on by

Segunda entrega sobre el viaje realizado a Marruecos para disfrutar de su naturaleza, especialmente buscando aves. En esta entrega de Aves por Marruecos está dedicada al desierto, a bote pronto podríamos pensar en un terreno yermo y vacío. Nada más lejos de la realidad, puesto que es un ecosistema sorprendentemente rico con numerosas especies con unas adaptaciones increíbles a sus condiciones. Además de ser un entorno clave para las migraciones de muchas aves migradoras que año tras año se atraviesan el Sáhara.

Realmente el desierto tiene una gran cantidad de hábitats y geomorfología bien definidos. Atravesamos cordilleras montañosas así como áreas de llanuras.

En las áreas del desierto se incluyen dunas desérticas (erg), desierto de grava (reg), desierto de roca (hamada) y valles secos (wadis). Las áreas de vegetación densa corresponden a principalmente a oasis.

Vegetación almohadillada

Vegetación almohadillada

La primera mañana que disfrutamos del desierto y sus aves fue al amanecer en Er-Rachidía, en dirección sur. Donde admiramos desde un punto elevado la extensión del palmeral del Río Ziz, un largo río que nace en el Atlas Medio y, tras 282 kilómetros, desaparece en el desierto del Sáhara en Argelia. Este río ha sido clave en los pasos y transporte a través de estas montañas.

Aquí empezamos a ver otro tipo de aves como las primera Terreras saharianas (Ammomanes deserti), en su hábitat de preferencia, como son los desiertos pedregosos, no suele verse en terrenos llanos y arenosos. Como buena representante de la familia de las “alondras” es un pájaro marrón de plumaje muy críptico. En guías se lee que se alimenta principalmente de semillas y de insectos en época de cría, pero como curiosidad pudimos contemplar a una terrera capturando un pequeño geco.

Terrera sahariana

Terrera sahariana (Ammomanes deserti)

El mamífero que más nos llamó la atención, precisamente por su llamada de alarma, fue la Ardilla moruna (Atlantoxerus getulus). Una ardilla terrestre de costumbres muy sociales, y como la mayoría de mamíferos gregarios, se ha visto una estructura social bien definida. Los individuos que vigilan al grupo desde una atalaya elevada fueron los que dieron la voz de alarma de nuestra presencia. Van a elegir siempre hábitat pedregosos y muros de roca, donde además buscan calentarse al sol, puesto que es una especie muy térmica, prefiere desarrollar su actividad a las horas más calurosas del día.

Ardilla moruna

Ardilla moruna (Atlantoxerus getulus)

 

Nuestro camino nos llevó hasta Erfoud donde nos desviamos de nuestra ruta para explorar otra zona muy interesante, algo de matorral y plantas rastreras, donde vimos muchas aves reponiendo energía después de atravesar el Sáhara: Alcaudón real, Mosquitero papialbo y Terreras comunes.

Pudimos observar la subespecie del Alcaudón real (Lanius meridionalis algeriensis). Y por la zona comenzamos a ver especies nuevas: Camachuelo trompetero (Bucanetes githagineus) y la Alondra ibis (Alaemon alaudipes).

Camachuelo trompetero

Camachuelo trompetero

 

Llegamos a otra zona para explorar con el telescopio terrestre y nuestra sorpresa llegó entre los arbustos: una Curruca de Tristram (Sylvia deserticola). Especie que suele criar en las Montañas del Atlas incluso a 1.600 metros de altura, y pasa el invierno al sur, hasta el mismo borde del desierto, aunque su preferencia son los matorrales áridos.

Curruca de Tristram (Sylvia deserticola)

Curruca de Tristram (Sylvia deserticola)

Una de las especies más interesante que vimos y, a nivel personal, preciosa es la Alondra ibis. Con un pico muy especializado, recuerda en su forma de alimentación a la Abubilla. Es un aláudido grande que, como curiosidad, construye un nido verdadero con raíces, ramitas e hierbas en el que realiza una puesta al año, incubando ambos miembros de la pareja.

Alondra ibis

Alondra ibis

Tuvimos la suerte de observar a muy poca distancia la parada nupcial de la Alondra ibis, el macho cantando a pleno pulmón hasta que, de repente, salta volando al aire batiendo las alas para luego descender con las alas plegadas hacia el mismo posadero.

Alaemon alaudipes

Alaemon alaudipes

Aquí es donde nos encontramos con los Cuervos desertícolas (Corvus ruficollis), el córvido más abundante del verdadero desierto y, por supuesto el paseriforme más grande del verdadero desierto.

Se diferencia muy bien de los nuestros por su aspecto físico, con la cabeza y cuello de color de negro a marrón, y un poco más pequeño que el Cuervo (Corvus corax).

En esta zona con abundantes cortados y colinas rocosas es donde tuvimos la suerte de disfrutar del Búho del desierto (Bubo ascalaphus), precisamente los cuervos fueron los que delataron su presencia. Al Búho del desierto también se le conoce como búho faraón, como lo conocen en inglés, ya que incluso se ha visto criando en las mismas paredes de las pirámides. Normalmente lo hace en huecos de árboles, en cortados o nidos abandonados de otras aves.

Búho y cuervos

Búho del desierto molestado por cuervos

El Búho del desierto se trata del super depredador del desierto, una rapaz oportunista que caza roedores, lagartos o, incluso, otras aves, pero lo que domina su dieta son los artrópodos que superan el 50% de su alimentación.

Búho del desierto (Bubo ascalaphus)

Búho del desierto (Bubo ascalaphus)

 

Seguimos nuestro camino hacia el sur hasta llegar a Merzouga pasando por Rissani, hasta llegar a sus famosas dunas: Erg Chebbi, el único Erg de Marruecos. Mientras llegábamos al destino íbamos a paso de ornitólogo, como no podía ser de otra manera, así seguíamos viendo Terreras saharianas, Alondras ibis, Alcaudones comunes, Cernícalos primillas, Terreras comunes… Así como las primeras Terreras colinegras (Ammomanes cinctura) y Gangas moteadas (Pterocles senegallus). También nos sobrevoló por sorpresa un Halcón borní (Falco biarmicus) con su vuelo directo y horizontal. El lugar donde llegamos fue el elegido para contratar un guía y que nos llevara a explorar nuevas zonas en busca de aves, lugares a los que no podíamos acceder con nuestro coche. Gracias a nuestro guía ornitológico vimos al Chotacabras egipcio (Caprimulgus aegyptius), a la Curruca sahariana (Sylvia deserti) y al Gorrión sahariano (Passer simplex).

Chotacabras egipcio (Caprimulgus aegyptius)

Chotacabras egipcio (Caprimulgus aegyptius)

Gangas moteadas

Gangas moteadas

El Chotacabras egipcio es un ave que difícilmente lo hubiéramos localizado sin la ayuda del guía, totalmente mimetizado con el entorno, junto a rocas en terreno arbustivo con arbustos dispersos, por eso su plumaje es mucho más claro que el del Chotacabras pardo (Caprimulgus ruficollis), y como nuestro chotacabras se alimenta de insectos que captura al vuelo, principalmente al crepúsculo.

Caprimulgus aegyptius

Chotacabras egipcio

Luego buscamos por ramblas pedregosas con un poco más de suelo donde crecían algo más de vegetación hasta que dimos con la Curruca sahariana (Sylvia deserti), una pequeña ave de comportamiento similar a los miembros de su familia, aunque con un plumaje muy discreto: parte superior del cuerpo de color ocre y la zona inferior blanquecina. Lo que más destaca es su mirada, los ojos con el iris amarillo intenso.

 Curruca sahariana (Sylvia deserti)

Curruca sahariana (Sylvia deserti)

El Gorrión sahariano (Passer simplex) lo localizamos en una pequeña granja, donde están acostumbrados a acudir a la comida de las gallinas y a los bebederos. Es una especie vinculada al Sáhara, la zona de Merzouga es donde encuentra su distribución más norteña, pero por desgracia se encuentra en claro retroceso.

Gorrión sahariano (Passer simplex)

Gorrión sahariano (Passer simplex)

Passer simplex

Gorrión sahariano macho

 

Otro día lo destinamos al Tagdilt Track, una serie de carriles que conectan la carretera principal con el pequeño pueblo llamado Tagdilt. Aquí vimos Cogujadas montesinas (Galerida theklae), Busardo moro (Buteo rufinus), Camachuelos trompeteros (Bucanetes githagineus), Collalbas desérticas (Oenanthe deserti), Terreras saharianas (Ammomanes deserti), Alondras ibis (Alaemon alaudipes), Collalbas culirojas (Oenanthe moesta) en abundancia. Además de nuestros primeros Corredores saharianos (Cursorius cursor), Alondras cornudas saharianas (Eremophila bilopha) y Calandria picogorda (Rhamphocoris clotbey), por desgracia en el lugar más feo e insaluble de todo el viaje.

 Calandria picogorda (Rhamphocoris clotbey)

 Calandria picogorda (Rhamphocoris clotbey)

Alondra cornuda sahariana

Alondra cornuda sahariana (Eremophila bilopha)

Corredor sahariano

Corredor sahariano

Bastantes individuos vimos de Corredor sahariano durante todo el día, un ave de la familia de las Canasteras, incluso recuerdan a ellas cuando vuelan. Un ave que ya ha llegado a criar en Andalucía, en Almería y en Granada, hecho que pone de manifiesto un claro proceso de aridez y cambio climático en nuestra región.

Cursorius cursor

Corredor sahariano​ (Cursorius cursor)

 

Tiene unas patas adaptadas a la carrera (De ahí su nombre) muy largas, además se ayuda de ellas para localizar a posibles peligros, de forma que se pone casi de puntillas y el cuerpo erguido para poder observar sobre los pequeños arbustos.

 

Alondra ibis

Alondra ibis cantando

 

 

 

 

 

Galería de imágenes de la Cordillera del Atlas

Posted on by

Galería de imágenes relacionadas con la primera entrada sobre el viaje alrededor de la Cordillera del Atlas en Marruecos. Primera visita al norte de África. En total, las especies de aves vistas en las paradas y rutas realizadas a lo largo de la Cordillera del Atlas fueron: Águila calzada, Milano negro, Busardo moro, Cernícalo vulgar, Chova… Continue reading →

Páridos del Refugio de la Serpiente

Posted on by

Los páridos son una familia de aves paseriformes, a la que pertenecen carboneros y herrerillos, especies que ocupan las cajas nido fácilmente. Son todas ellas aves de pequeño tamaño y pico corto, básicamente insectívoros. Aunque de movimientos rápidos y nerviosos, son muy reconocibles por sus cantos y reclamos. Sobretodo el carbonero común, un canto común incluso en parques y jardines:

En el Refugio de la Serpiente (Sierra sur de Sevilla) tenemos cuatro especies: Carbonero común (Parus major), Carbonero garrapinos (Periparus ater), Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) y Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus). Todas ellas ocupan huecos y cavidades de árboles, ésta es la razón del éxito de nuestro proyecto de mejora de hábitat en el pinar, al no existir huecos propios para la cría ocupan nuestras cajas.

Con esto además de aumentar la biodiversodad combatimos plagas forestales. Grandes cantidades de insectos llegan a comer estos pequeños pájaros en época de cría.

Para más información sobre cajas nido y páridos visitar el informe de las cajas

paridos-del-refugio

Páridos en el refugio

De aves por el Parque Natural de Grazalema

Posted on by

El pasado domingo realizamos una estupenda jornada de campo en el Parque Natural Sierra de Grazalema entre las provincias de Cádiz y Málaga, es una gran serranía que pertenece a las cordilleras subbéticas.

Buitre sobre las nubes

Día en busca de Aves y otros bichos con Carlos Rossi y nuestras respectivas cámaras. Desde que pusimos el primer pie no dejamos de ver numerosas y curiosas aves, no comunes para mi como el mirlo capiblanco o el avión roquero, entre otras como la collalba negra, bisbita pratense, reyezuelo listado, curruca rabilarga, buitre leonado, roquero solitario, etc.

Curruca rabilarga

Curruca rabilarga

Mirlo capiblanco

Mirlo capiblanco

Reyezuelo listado

Reyezuelo listado

Además de una buena tanda de artrópodos como este escorpión (Buthus occitanus) y esta mantis sin alas (Apteromantis aptera) especie endémica de la Península Ibérica, larvas de luciérnagas y de tritones también aparecieron en zonas más húmedas bajo troncos y en charcas. La gran sorpresa fue la culebra de cogulla (Macroprotodon brevis).

Escorpión

Buthus occitanus

Apteromantis aptera

Apteromantis aptera

Culebra de cogulla

Culebra de cogulla

Ganado en la Sierra de Grazalema

Parque Nacional de Doñana

Posted on by

Unos de los Parques Nacionales más representativos de España: El Parque Nacional de Doñana. Lugar con una biodiversidad increible de una importancia extraordinaria, con especies únicas y en peligro de extinción. Con una superficie de 54.252 Has, de los más grandes de Europa, cuenta con varios ecosistemas: Dunas, playas, marisma, cotos, vera, riberas, cultivos, prados, bosque mediterráneo, corrales…

Armeria gaditana (3)

Armeria gaditana

Además de Parque Natural y Parque Nacional cuenta con otras figuras de protección:

  • Red Natura 2000
  • Reserva de la biosfera (1981)
  • Diploma del Consejo de Europa a la Conservación (1985)
  • Patrimonio Mundial de la UNESCO (1994)
  • RAMSAR
  • Carta Europea de Turismo Sostenible (2006)
  • Linaria spartea

    Linaria spartea

El bosque que domina es el pino piñonero de repoblación, aunque en ciertas zonas aun se conserva el bosque autóctono de alcornoques, piruétanos, acebuches, enebros, lentiscos… con arbustos como jaras, jaguarzos, espliegos, brezos, genistas, camarinas… y hasta 900 especies botánicas sumando todos los ecosistemas.

Orquídea Doñana

Serapias lingua

 

Paraíso por excelencia de ornitólogos y naturalistas, lugar privilegiado desde antaño para disfrutar de la naturaleza. Existen sobre 467 especies de aves entre anátidas, grullas, espátulas, águilas imperiales, águilas calzadas, moritos, limícolas, entre ellas especies en peligro de extinción, mención especial para el mamífero más representativo de Doñana: el Lince ibérico (Lynx pardinus).

Pico picapinos

Pico picapinos

 

Águila calzada

Águila calzada

 

Los anfibios y reptiles cuenta con una población muy abundante, hasta el punto que Doñana una de las áreas más importantes de España en estos vertebrados, por lo que ha sido considerada Zona de Excepcional Interés Herpetológico. La Tortuga Mora (Testudo graeca) y el Galápago Europeo (Emys orbicularis), por ejemplo, están incluidas por la UICN entre las especies con mayor riesgo de extinción. Lagartija doñana

 

Araña napoleón con almuerzo

Araña napoleón

arum italicum

Arum italicum 

 

Este espacio está cargado de historia, historia humana y conservacionista. Donde ganadería, cultura, tradiciones, naturaleza, conservación e investigación científica combinan a la perfección.

Abejaruco y ganadería

Abejaruco y ganadería

Visita a la Laguna del Gobierno

Posted on by

La comodidad de visitar la Laguna del Gobierno radica en la cercanía con La Lantejuela, la facilidad de acceso, los profesionales que trabajan por la conservación del enclave y la cantidad de especies tan interesantes que se pueden observar.

Un oasis de aguas permanentes en plena Campiña Sevillana, fundamental para especies en paso migratorio y para otras muchas que crían aquí. Muchos grupos de visitantes eligen este enclave para disfrutar de un día de pajareo. Viendo las formas que adoptaban los flamencos comunes es normal que entre los estudiantes se oyeran cosas como: “¡Mira cuántos Cisnes!”

Ánade real Laguna del Gobierno

Ánade real

Malvasía Laguna del Gobierno

Malvasía

Focha común Laguna del Gobierno

Focha común

Zampullín común Laguna del Gobierno

Zampullín común

Visita de un grupo de estudiantes

Estudiantes de visita

Malvasías, Zampullines cuellinegros y focha común

Malvasías, Zampullines cuellinegros y focha común

Tortuga curioseando

Tortuga curioseando

Flamenco sumergido

Flamenco sumergido

Morito en la Laguna del Gobierno

Morito en la Laguna del Gobierno

Introducción a la visita por Manolo Vega

Introducción a la visita por Manolo Vega

 

 

Fotos en Ballestera

Posted on by

Cuervo ZEPA Campiñas de Sevilla Flamencos Ballestera Triguero Ballestera Ánade real Ballestera Ánades reales Ballestera Cigüeñuela hembra Pareja de Cigüeñuelas en Ballestera Gaviota reidora Ballestera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anunciando la primavera el campo está espléndido, aprovechando la ocasión he vuelto a Ballestera, al Complejo Endorréico La Lantejuela.

Llena en estos momentos al completo de agua, los Patos cuchara, Gaviotas reidoras, Cigüeñuelas y Avocetas buscan el emplazamiento de sus nidos, bien protegidos en los montículos a modo de islotes que hay repartidos por la laguna.

 

Lavandera boyera Ballestera

El suelo de la Sierra de Estepa

Posted on by

Mañana de paseo por la Sierra de Estepa, este relieve forma parte de las estribaciones de las Sierras Subbéticas y lo forman diferentes sierras y montes, lo que comunmente llamaré: Sierra de Estepa en general. En esta época nos encontramos que los lirios comienzan a marchitarse, y son menos los que florecen, pero por suerte son las orquídeas quienes cogen el relevo. El monte comienza a cubrirse de verde y muchas flores comienzan a florecer.

 

Narcisus baeticus Sierra de Estepa Narcissus papyraceus Narcisus baeticus Sierra de Estepa orquidea gigante orquidea gigante orquidea giganteIMG_2887 Orquídea Lirio Sierra de Estepa Orquídea Orquídea Sierra de Estepa Lirio Sierra de Estepa Lirio blanco Orquídea Sierra de Estepa Musgo en la Sierra de Estepa Orquídea Sierra de Estepa Orquídea Sierra de Estepa

Pajaricos.es

Posted on by

Colección aves

 

En Pajaricos.es encontraremos un sitio web de referencia en el mundo ornitológico, recurrente en mis estudios por su claridad y profesionalidad, que profundiza en cada una de las especies de aves de la Península. Su objetivo principal nace de la necesidad de divulgar la conservación de las aves así como aprender todo lo que uno quiera sobre ellas. Así como disfrutar de una colección fotográfica de más 4000 imagenes realizadas por aficionados de todo el país.

Enlace: www.pajaricos.es

Congreso Internacional Aves Esteparias

Posted on by

En puertas de finalización del Proyecto Life esteparias se ha celebrado el Congreso Internacional: Zonas de Especial Protección para las Aves: espacios de oportunidad.

Esta iniciativa andaluza apoyada por la Comisión Europea a través del Life ha estado trabajando duro con los agricultores, población del medio rural y las aves en varias ZEPAs de Andalucía, entre ellas Campiñas de Sevilla, Alto Guadiato y Lagunas de Campillos y Fuente de Piedra. Esto espacios tienen la suerte de conservar especies tan amenazadas y delicadas como la Avutarda, el Sisón, el Aguilucho cenizo entre otras. Esto a sido posible gracias a un manejo del entorno agrario sostenible de generación en generación. Preocupa el giro en los mercados y políticas que hacen peligrar este equilibrio. Durante 50 años se ha ido inculcando por parte de técnicos y de la administración una cultura de productividad a costa de los recursos naturales. Es necesario compaginar agricultura y biodiversidad.

Avutarda Osuna

La Avutarda (Otis tarda) a sentido una ligera recuperación en Andalucía, pero hay que ser prudentes, hay muchos factores que dependen de su conservación que se unen a que es una especie que le influyen el gradiente climático, le afecta el cambio climático.

Como conclusión del congreso cabe destacar los acuerdos que se van a tomar establecerán unos objetivos ambientales claros y duraderos en el tiempo. Teniendo a la Agricultura de Conservación como la alternativa para compatibilizar medioambiente y agricultura.

 

Cultivos Campiña de Sevilla

1 2